Seleccionar página

Esta hoja reúne los resultados de mi trabajo con reishi micromolido desde el 2010. Este protocolo de dosificación es sólo valido para reishi puro micromolido. No es válido reishis de otra granulometría (con inferior absorción), extractos de reishi, o para otros productos derivados como esporas de Ganoderma lucidum o micelio. Estos son productos totalmente diferentes. Además, este protocolo está hecho para especialistas en salud: médicos, fisioterapeutas, farmacéuticos, etc. No debe utilizarse por personas sin conocimientos. Ha de evaluarse por el fitoterapeuta si es viable o no consumir el hongo.

 

PROTOCOLO DE DOSIFICACIÓN

Indicaciones previas:

Una cucharita de café moca llena, ligeramente copada es aproximadamente 1g de reishi micromolido.

Cuando hablamos de reishi en cápsulas, consideramos el contenido en reishi puro en dichas cápsulas es de 400mg de reishi micromolido.

Ayuda/mantenimiento del sistema inmune personas sanas

Consumo mínimo de 1g al día o su equivalente en cápsulas, 2-3 cápsulas al día (una en cada comida la forma ideal, por antioxidantes). Con esta cantidad notarán su efecto de mejora del sistema inmune sobre todo personas que cogen catarros con facilidad. Esta mínima cantidad de reishi también supone un aumento de protección antioxidante del cuerpo.

Personas sanas que cursan o van a cursar una infección (cansancio, llagas en la boca, etc. que se nota el día después de haber pasado frío o haber estado en contacto con un enfermo) se recomienda subir la cantidad durante el proceso a 2-3g/día, (una cucharita de moca en cada comida) o su equivalente en cápsulas.

Cansancio debilidad

De 2 a 3 gramos de reishi al día. Repartidos en las comidas.

Mejora del sueño

En el estudio clínico con nuestro producto en pacientes con fibromialgia se tomaban 3g por la noche y se vio una mejora hasta un 35% en insomnio crónico. Se recomendaría consumir 2-3 cucharitas durante la cena. Mejora la calidad del sueño (amplía la fase reparadora del sueño).

Alergias

Hemos visto resultados con 2-3 g de polvo al día. Dos capsulas en cada comida. Puede ayudar a reducir rinitis alérgicas debido a alergias al polen o al polvo. Lo ideal es, en el caso del polen, tomarlo una semana antes de que empiece la producción fuerte de polen en la naturaleza. se puede empezar con 3 cápsulas al día, una en cada comida y, si empieza la afección subir ya a 6 (dos en cada comida).

Problemas hepáticos

Hígado graso, cirrosis y hepatitis:  Se ha encontrado efectividad en estudios clínicos con el equivalente a 2g/día de reishi, incrementar un gramo más (3 g/día) podría ser más beneficioso. Puede ser ideal combinarlo con cardo mariano.

Por desgracias, existen webs internacionales (mantenidas por empresas farmacéuticas) que indican que el reishi es hepatotóxico, cuando hay decenas de publicaciones y estudios clínicos que avalan la seguridad de consumo y su eficacia. En este artículo lo comentamos con detalle: reishi e hígado graso

Virus

Virus del papiloma humano, serotipos 16 y 18. 3 gramos al día. Existe una publicación en que se limpió el 86% de las mujeres (más de 60 pacientes) combinándolo con cola de pavo. Por mi experiencia con pacientes, el reishi funciona sin necesidad de incluir cola de pavo (que en Europa sólo se permite para consumo animal), aunque también se puede combinar con cola de pavo, si se quisiera: busca cola de pavo pura, sin ningún aditivo y ecológica a ser posible, para que esté libre de contaminantes.

Virus del herpes simple: Consumidores particulares de nuestro producto encuentran una reducción de dolor y disminución del tiempo de las calenturas con 2 cucharitas al día: una cucharita en la mañana y otra en la noche. Por supuesto, hacen falta estudios clínicos para corroborar su eficacia.

Virus del herpes zoster (culebrilla): Existen investigaciones en que se consumieron cantidades enormes de producto, de 32g día con gran eficacia, donde indicaban reducción de dolor y daño celular. No tengo experiencia de personas sobre esta enfermedad. Podría ser recomendable 6g/dia.

Ayuda/protección en diabetes

El reishi actúa de varias formas sobre el control de la glucosa en sangre. Existe bastante investigación preliminar que indica: reducción de la alfa amilasa intestinal, protección de los islotes pancreáticos, producción de insulina en páncreas, mejora de la toma de azúcar por parte del músculo….

La protección de daños por exceso de azúcar en el sistema circulatorio (demostrado en la arteria aórtica) y riñones, debido a los antioxidantes, se ha documentado en animales. Por ello el consumo como protector del organismo para los picos de azúcar sería más que recomendado, independientemente que llegue a regular el azúcar.

Ante una posible eficacia del producto para regular el azúcar, que pueda desestabilizar los niveles de glucosa en sangre, el reishi deberá introducirse poco a poco en la dieta vigilando los niveles de glucemia.

Una pauta segura de consumo: es comenzar con un gramo al día en la comida principal, esperar 2-3 días, continuar incrementando un gramo en el desayuno, esperar otro 2-3,  e incrementar otro gramo en la cena. De esta forma se evitará un posible descontrol en el azúcar en la sangre.

En nefropatías diabéticas

Si bien un reishi rico en minerales tiene un 1,5 % de sales, si se consume al día un solo gramo de producto, el aporte al organismo será de 0,015 g de sales al dia (15 miligramos), una cantidad minúscula, por lo que se podría consumir sin problema por un diabético con insuficiencia renal.

Hay investigaciones que avalan la protección renal de un animal diabético con reishi. Por ello, como protector, sería interesante agregar 1 o 2 g de reishi a la dieta al día.

Personas sometidas a tratamientos oncológicos

Quimioterapia tradicional

3-6 g de reishi al día. En general, con esta cantidad es suficiente para que el paciente note un empuje en sus defensas que permita terminar sus tratamientos.

También, esta cantidad de 2 cucharitas en cada comida (6 gramos) puede reducir la cantidad de días que el paciente está con malestar después de un tratamiento de quimioterapia, reduciendo la cantidad de vómitos, inapetencia y el malestar general a 2-3 días.

Es importante conocer qué tipo de cáncer y la quimioterapia a la que está sometido, para ajustar el reishi correctamente. En quimioterapias no tradicionales (que no actúan sobre las células en fase de reproducción celular) puede no ser adecuado su consumo. Consulta al especialista en reishi.

Radioterapia

6 gramos al día 2 o 3 días antes de la intervención y durante la misma, para proteger las células sanas de la radiación. Si bien no hay estudios directos en personas, el consumo de reishi se visto protector en animales para diferentes fuentes de radiación: cobalto radiactivo, rayos gamma y radiación ultravioleta.

Pacientes con fibromialgia

Se observa un considerable beneficio con: 6g día (2g en cada comida). Si bien esta cantidad es la que se evaluó en los estudios, para reishi micromolido, en estudios clínicos con la universidad de Extremadura (publicación), actualmente las personas que formaron parte del estudio obtienen mejora y ahorran coste con 3 cucharitas al día. Puede ser interesante empezar con 6 y cuando se note la mejora bajar a 3g/día.

 

Sobre la administración

Mejor consumir con alimentos, no en ayunas. Las grasas de los alimentos favorecen la absorción de moléculas activas lipófilas como algunos triterpenos o polifenoles, y la digestión con otros alimentos favorece la extracción de principios activos de la seta.

Sin no soportas el sabor amargo de un reishi micromolido, busca reishi micromolido en cápsulas. Mucha gente no tolera los amargos, porque genéticamente tienen más receptores de sabor amargo en la lengua. Se llaman superdegustadores y es ¡casi un 25% de la población! Si eres de esos, toma reishi micromolido en cápsulas.

Distribuir el producto en varias tomas permite que haya varios picos de antioxidantes de la seta durante el día y mayor efecto protector: la 1,5 – 2 horas de consumo se encuentra la mayor concentración en sangre y a las 6-8 h se ha filtrado por el riñón casi todo. Esto lo comento con detalles en este post: elige tu momento de consumo del reishi.

Un reishi es micromolido, no necesita administrarse con vitamina C, como incorporan muchas marcas del mercado. Esto lo hacen diciendo que se mejora su absorción (que no es cierto en un reishi micromolido). Realmente lo hacen para poder indicar en su etiqueta que «ayuda al normal funcionamiento del sistema inmune» y venderlo así mejor. Esta alegación de salud que se debe a la vitamina C, no al reishi. Un reishi puro bien cultivado tienen suficientes minerales para poder hacer esta declaración de salud sin tener que añadir vitamina C. Puedes buscar, por ejemplo, buscar un reishi micromolido «fuente natural de Cobre», y encontrarás que «ayuda al normal funcionamiento del sistema inmune» sin necesidad de añadir nada. Su administración será mucho más saludable, pues estará cultivado sobre un sustrato rico en este y otros oligoelementos que pasarán a la seta aportando beneficios para la salud.

Efectos con el inicio del consumo

Para personas que comienza tomando mucha cantidad de reishi: 3-6g día, puede haber un periodo de adaptación de la flora intestinal y pueden originar heces un poco más sueltas de lo normal.

Esto se traduce en un ligero efecto laxante que, en general, se estabiliza a la semana de consumo (¡aunque hay personas que el efecto les dura mucho más!). La modificación de la flora intestinal se debe principalmente a betaglucanos no asimilables y otra fibra fúngica que llega al colon. Este cambio de la microbiota se ha visto beneficiosa en animales diabéticos, llegando a mejorar corregir la microbiota que provoca diabetes. También se ha visto que la fibra del reishi (betaglucanos) cambia la microbiota y llega a beneficiar a ratas con obesidad metabólica, cuya mejora de la flora llega a permitir que comiendo lo mismo engorden menos.

Lo ideal es comenzar con un gramo al día e ir subiendo un gramo más cada día o cada dos días, hasta llegar a la cantidad de reishi que se desea consumir. Si hay efecto laxante, bajar la cantidad de producto hasta tomar la cantidad en que no se notaba efecto, prolongar un tiempo esta toma (2 o 3 días) y seguir subiendo en días siguientes.

Hay que indicar que muchas personas no notan este efecto laxante nunca (pienso que son personas que consumen muchas verduras y hortalizas, y tienen una microbiota sana y adaptable) y, para otras, les es muy beneficioso este efecto, pues antes iban mal al baño.

Introducir reishi puro en la comida

Se puede usar añadido a la comida mientras se cocina, pero las altas temperaturas deterioran moléculas importantes, perdiendo parte de la efectividad del producto:

  • Gran cantidad de antioxidantes se oxidan rápido y deterioran con las altas temperaturas, reaccionando con el oxígeno y con otras moléculas oxidantes.
  • Las proteínas inmunomoduladora LZ8 se degradas un 20-30% en procesos de horneado (son bastante estables).
  • Los betaglucanos apenas sufren degradación. Sin embargo, los ácidos ganodéricos se pueden oxidar y dañar, perdiendo decenas de propiedades del producto.

En general no aconsejamos cocinar con el producto, sin embargo, ante personas que no soportan el amargor del producto y combinarlo con alimentos pudiera ser adecuado. Lo mismo en niños que no les gusta el sabor, mezclarlo con leche, sopas u otros alimentos, hace que sea más sencillo su consumo.

Existe una web llena de recetas con reishi (postres principalmente). Aquí dejo el enlace.