Seleccionar página

¿Eres un entusiasta de la jardinería buscando un nuevo desafío? ¿O quizás un fanático de la salud buscando formas de incorporar ingredientes más saludables y naturales en tu dieta? Sea cual sea tu motivación, cultivar el hongo Reishi en casa puede ser una gratificante y saludable adición a tu vida. En este artículo, te proporcionaremos una guía práctica para cultivar el hongo Reishi en casa, asegurándote de que tengas todas las herramientas y conocimientos necesarios para tener éxito en este emocionante proyecto.

1. ¿Qué es el hongo Reishi?

El hongo Reishi, o Ganoderma lucidum, es un hongo medicinal muy respetado en la medicina tradicional china. Este hongo se ha utilizado durante siglos debido a sus múltiples beneficios para la salud, que incluyen fortalecer el sistema inmunológico, reducir el estrés y ayudar en la prevención de varias enfermedades.

2. Comenzando el cultivo de Reishi

El cultivo de Reishi en casa es un proceso relativamente sencillo, aunque requiere algo de paciencia. Aquí te proporcionamos un resumen de los pasos que necesitarás seguir.

A. Adquisición de esporas o micelio de Reishi

El primer paso para cultivar Reishi en casa es adquirir grano con hongo Ganoderma lucidum (es el que produce el reishi Reishi) o un bloque de micelio ya sobre sustrato cultivado (kit de cultivo). Las esporas también se pueden conseguir, pero pueden ser un poco más difíciles de manejar y pueden requerir condiciones más específicas para germinar correctamente. Por otro lado, un bloque de micelio ya cultivado puede ser más fácil para los principiantes y usualmente está listo para comenzar a producir hongos casi inmediatamente después de recibirlo.

B. Preparación del sustrato

El Reishi, como muchos hongos, crece mejor en un sustrato de madera. Puedes usar troncos de madera dura como el roble, o puedes preparar tu propio sustrato usando serrín y salvado de arroz. Para preparar el sustrato, simplemente mezcla el serrín y el salvado de arroz en una proporción de 5:1, agrega agua hasta que la mezcla esté húmeda pero no empapada, y esteriliza la mezcla en una olla a presión.

C. Inoculación

Una vez que tienes tu sustrato preparado, el siguiente paso es la inoculación. Si estás usando grano con Ganoderma lucidum, simplemente echa el micelio en grano sobre la superficie del sustrato. Si estás usando un kit de cultivo esta fase ya está realiza

D. Incubación

Después de la inoculación, es hora de la incubación. Durante esta etapa, el micelio de Reishi comenzará a colonizar el sustrato. Este proceso puede llevar de 2 a 4 semanas. Durante este tiempo, es importante mantener el sustrato húmedo y en un lugar oscuro y cálido (20-25ºC por ejemplo).

3. Cuidado del Reishi durante el crecimiento

Una vez que el sustrato está completamente colonizado, el hongo Reishi comenzará a formar lo que se conoce como cuerpos fructíferos. Estos son los hongos que mas adelante cosecharás. Durante esta etapa, es importante mantener la humedad alta y proporcionar luz indirecta. También puedes rociar los cuerpos fructíferos con agua varias veces al día para ayudar a mantener la humedad. Poner una bolsa alrevés, tipo invernadero, permitirá que e mantenga la humedad a rangos del 85-95%, que es ideal para esta especie.

4. Cosecha de hongos Reishi

Por lo general, los hongos Reishi están listos para ser cosechados cuando el borde del sombrero del hongo comienza a aplanarse. Para cosechar, simplemente corta el hongo del sustrato con un cuchillo afilado. El reishi es duro, por lo que un cuchillo de sierra irá bien o también puede valer una buena tijera de poda.

Conclusión

Cultivar hongos Reishi en casa puede ser una actividad gratificante y beneficiosa para la salud. Con esta guía práctica, tienes todas las herramientas y conocimientos necesarios para empezar a cultivar tus propios hongos Reishi. Recuerda, el cultivo de hongos requiere paciencia, pero los beneficios de salud que puedes obtener de tu propio Reishi casero valen la pena el esfuerzo. ¡Buena suerte en tu viaje de cultivo de Reishi!