Seleccionar página

¿Qué es el Psyllium?

El psyllium es el nombre comúnmente utilizado para referirse a las semillas de varias especies del género Plantago, incluyendo Plantago afra (sinónimo P. psyllium) y Plantago ovata. Estas plantas son conocidas por sus propiedades medicinales, especialmente debido a su alto contenido de mucílago, una fibra soluble que tiene múltiples beneficios para la salud.

Usos del Psyllium

Tratamiento del Estreñimiento

El mucílago del psyllium absorbe agua y se hincha, formando un gel que aumenta el volumen del contenido intestinal y facilita su paso, siendo excelente para un consumo continuado, ya que no genera irritación, como hacen otros laxantes.

Generalmente se recomienda una dosis de 3.6 gramos antes de cada comida, acompañada de abundante líquido.

Reducción de la inflamación

La fibra de los alimentos alimenta a la flora intestinal que genera como subproducto acido butírico. Este ácido graso de cadena corta (AGCC) además de ser una fuente principal de energía para las células del colon (colonocitos) tiene propiedades antiinflamatorias, promueve la salud de la mucosa intestinal y puede proteger contra el cáncer de colon.

De importancia: La reducción de inflamación no sólo se queda en el intestino, sino que se traslada a todo el cuerpo ayudando a reducir la inflamación que es muy nociva, por ejemplo, en enfermedades autoinmunes. La fibra es considerada uno de los antiinflamatorios más potentes de la dieta. Este libro, escrito por un catedrático de los mejores a nivel mundial en nutrición preventiva, lo comenta.

Control de la hipercolesterolemia

Propiedad: Ayuda a reducir los niveles de colesterol al aumentar la excreción fecal de sales biliares.
Dosis: 10-20 gramos diarios divididos en varias tomas, siempre con abundante agua .

Psyllium en intestino irritable y enfermedad inflamatoria intestinal

Su efecto regulador, la nutrición de los colonocitos y el efecto antiinflamatorio obtenido en su fermentación por la microbiota intestinal lo hace muy útil en estos trastornos.

Aquí la cantidad a tomar es de 20-25 gramos al día, repartidos en 1 a 3 tomas. Siempre con mucha mucha agua (importante)

Psyllium como complemento en dietas de reducción de peso

El gel formado por el mucílago induce sensación de saciedad y por ello, tomado antes de comer, hace que consumamos menos comida. Esto facilitará la pérdida de peso y reducirá la ansiedad por comer. La cantidad sería de una cucharita de postre antes de cada comida, con un vaso bien lleno de agua (o dos con dos vasos – máximo 25 gramos al día-)

Psyllium para el control de azúcar en la sangre

Por otro lado, los mucilagos del psillium envuelve los almidones y azucares de los alimentos y, por ello, retarda la absorción de los mismos, disminuyendo los picos de azúcar en sangre justo después de comer. Esto lo hace unb complemento ideal para los diabéticos. Sin embargo, hay que tener cuidado si tienes un azucar mal regulado no vaya a darte una hipoglucemia.

Precauciones al consumir psyllium

Es crucial tomar el psyllium con abundante agua: al menos un gran vaso de agua por cada cucharita de psyllium, para evitar la obstrucción esofágica o intestinal (que la fibra se aglutine en el intestino y este se obstruya).

No debe administrarse en casos de hipersensibilidad conocida al psyllium, si tu esternon o intestino tiene una zona muy estrecha (estenosis esofágica o gastrointestinal) tampoco es adecuado, pues puede obtruirse. Tambíen, logicamente, no se debe tomar si tienes una obstrucción intestinal, o dolor abdominal de etiología desconocida, náuseas, vómitos o impactación fecal.

Si no sueles consumir fibra en tu comida, debido a que no tienen microbiota adaptada para digerir la misma con eficacia, puede provocar flatulencia e hinchazon. Incoroporarlo poco a poco en la dieta es ideal para adaptar las bacterias de nuestro intestino y reducir estos efectos.

Conclusión

El psyllium es una planta medicinal versátil con numerosos beneficios para la salud digestiva y metabólica. Su capacidad para formar un gel voluminoso al absorber agua lo hace especialmente útil para tratar el estreñimiento, controlar el colesterol y la glucemia, y manejar trastornos digestivos. Su consumo debe ir acompañado de una adecuada hidratación de mas o menos un vaso de agua (250ml) por cucharita de postre.